Diseña tu ruta, 20 días por el sur de Perú

Diseña tu ruta

¿Tienes entre dos y tres semanas de vacaciones y te estás planteando un viaje a Perú? ¡No lo dudes más! En este post te aconsejamos sobre algunos destinos para ayudarte a planificar un viaje increíble por el sur de Perú.

Lo más probable, si viajas en avión, es que aterrices en la capital del país, Lima. En Perú hay mucho por ver, así que te recomendamos uno o dos días en la ciudad. Puedes aprovechar para conocer los barrios de Miraflores, con su famoso parque del Amor y Barranco, con su aire bohemio y sus casas bajas. También tendrás tiempo de conocer su centro histórico: Plaza de Armas, convento de San Francisco, parque de la Reserva (conocido popularmente como parque de las Aguas), etc.

Después, puedes dirigirte hacia el sur, a la ciudad costera de Paracas. Puedes visitar la Reserva Natural (una idea es hacerlo en tour privado, te llevarán a sitios donde no acuden los tours en grupo, y tendrás más tiempo para disfrutar del entorno). Si te gusta la fauna, puede que te interese conocer las Islas Ballestas. Zarparás en un bote del puerto de Paracas que te llevará en un recorrido entre las islas, donde podrás observar lobos marinos, pelícanos e incluso ¡pingüinos de Humboldt! Aprovecha también que estás en la costa para probar un delicioso ceviche o un arroz de marisco en cualquiera de los chiringuitos que encontrarás en la playa.

Candelabro de Paracas

En tu cuarto día, puedes recorrer la distancia hasta Ica. Ahí podrás realizar varias actividades interesantes:

  • Visitar las bodegas de pisco, donde te explican el proceso de producción del típico licor peruano.
  • Conocer el oasis de Huacachina. Un paraíso en medio de un desierto de enormes dunas de arena. ¡No te decepcionará! Si además te gusta la “adrenalina”, puedes recorrer las dunas en boogie y terminar haciendo sandboard en dunas de varios metros de altura.

Tras esta visita, puedes llegar a Arequipa, conocida también como la ciudad blanca. Rodeada por tres imponentes volcanes, la ciudad de Arequipa te atrapará con su encanto colonial. Especialmente recomendado visitar el monasterio de Santa Catalina, un complejo lleno de patios de colores. Si además eres amante de la naturaleza, el Cañón del Colca se encuentra relativamente cerca de la ciudad. Puedes programar una escapada para observar los cóndores o para realizar algún trekking. Es muy interesante quedarse a dormir en alguno de los pueblos/aldeas que hay en el cañón, para vivir esta experiencia al 100%.

Iniciando de nuevo la subida por el lado este, puedes dirigirte al lago Titicaca (el lago navegable más alto del mundo). Una buena manera de conocerlo sería haciendo turismo vivencial en la isla de Amantaní. Puedes hospedarte en casas de familias que viven allí, compartiendo con ellos comidas, charlas y muchos buenos momentos. La autogestión de este servicio hace que no sea muy masificado, y puedas tener una experiencia bastante auténtica. Amantaní es una bonita isla que puede recorrerse a pie en un día. O también subir a sus puntos más altos, la Pachamama y el Pachatata. Cuidado con la altura, la isla se encuentra en algunos puntos cerca de los 4.000 msnm.

Tu camino puede llevarte después a la ciudad de Cusco. Un imperdible en esta ruta del sur de Perú. Una preciosa ciudad de estilo colonial cuyo centro te recomendamos que recorras, perdiéndote entre sus callejuelas. En los alrededores de Cusco, podrías conocer multitud de restos arqueológicos de la cultura inca. Y, por supuesto, hacer base  para realizar alguno de sus increíbles trekkings. Puedes conocer Machu Picchu, Choquequirao, o visitar lagos y montañas de colores, las opciones muchas y variadas. Así que, decide cuántos días quieres dedicar al trekking, ¡no te arrepentirás de la experiencia!

Para finalizar tu estancia en el país, puedes aprovechar para dar un salto a la selva peruana, y conocer alguna de las reservas o parques nacionales cercanas a Cusco: Tambopata o Manu. Esta es una experiencia totalmente diferente, donde disfrutar de la flora y fauna en todo su esplendor, y de la exuberancia del clima selvático. Puedes hospedarte en un lodge a orillas de alguno de los afluentes del río Amazonas, realizar excursiones y disfrutar con todos y cada uno de los sonidos de la selva al caer la noche. Vivirás momentos únicos.

Puerto Maldonado

Como ves, una ruta por el sur de Perú es de lo más completo. Encontrarás desde arqueología y tradiciones, pasando por paisajes impresionantes y climas totalmente diferentes. ¿Te animas con esta ruta? ¿Te surge alguna duda que quieras preguntarnos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *